5 lugares imprescindibles que visitar en Santa Cruz

Comauto Rent a CarConsejos, Viajes

La isla de Tenerife es uno de los lugares más atractivos para el turista. Cada año, este pequeño paraíso atrae a más de 7 millones de visitantes a sus playas de arena negra y dorada y a sus verdes montes, pero no todos disfrutan del encanto de Santa Cruz de Tenerife, su capital. La ciudad de Santa Cruz es el hogar de más de 200.000 personas y cuenta con una superficie de 150 km² que esconden más de una joya digna de ver por el visitante. Conocida por su carnaval, destaca por su variedad arquitectónica, por su ubicación y por su clima tropical.

Pese a que Santa Cruz de Tenerife cuenta con infinidad de lugares que son obligatorios para el turista, hemos querido reunir los cinco lugares imprescindibles que visitar en Santa Cruz, los que consideramos más importantes para conocer la ciudad y vivir la experiencia de ser un santacrucero más.

Encuentra un coche de alquiler para recorrer Santa Cruz de la manera más cómoda posible

Buscar

1. Auditorio Adán Martín

El Auditorio Adán Martín es una de las paradas obligatorias para cualquier persona que decida visitar la capital de Tenerife. También conocido como Auditorio de Tenerife, fue diseñado por el arquitecto valencia Santiago Calatrava y desde su inauguración en 2003 se ha convertido en la figura emblemática de la capital de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Su sobrecubierta se alza hasta los 50 metros de altura y llama la atención por su singularidad, gracias a su forma curva que simula una ola rompiendo sobre el mar, y por su color, hormigón blanco. De noche, la edificación cobra una belleza especial, al iluminarse de blanco o, en días especiales de diferentes colores en función de la celebración.

El edificio, de alto impacto escultórico, es el edificio civil más moderno de las Islas Canarias y está situado en un enclave privilegiado para los visitantes. A escasos metros del mar Océano Atlántico y del Castillo de San Juan ofrece unas vistas idílicas de la cordillera del macizo de Anaga sobre la ciudad de Santa Cruz. En la misma zona se puede encontrar el Recinto Ferial de Tenerife, hogar de buena parte de los actos de celebración del carnaval, y el Parque Marítimo César Manrique.

Su interior se reparte en dos salas, la Sinfónica y la de Cámara, así como en diferentes zonas para los camerinos, congresos y exposiciones. En su sala principal se puede disfrutar de una de las joyas del auditorio tinerfeño, su órgano, con casi 4000 tubos que producen, gracias a la arquitectura de la estancia, un sonido envolvente inmejorable. El Auditorio Adán Martín es también sede de la Orquesta Sinfónica de Tenerife y alberga una amplia programación cultural y una gran variedad de eventos, como la Gala de los Premios Cadena Dial.


2. Playa de Las Teresitas

La playa de Las Teresitas es la más emblemática de la capital. Situada en el pueblo de San Andrés, es la más conocida y turística de Santa Cruz de Tenerife. Sus 1.300 metros de longitud se sitúan a los pies de la cordillera de Anaga y sus aguas cristalinas son, gracias al dique de contención ideado para proteger del oleaje, un remanso de paz casi estático, que permite disfrutar de un maravilloso día de playa en familia. La playa ofrece también diferentes zonas de entretenimiento: un campo de volley playa, numeroso quioscos y puestos de comida y un servicio de alquiler de patines acuáticos.

Las Teresitas fue construida en 1970 sobre otra preexistente de arena negra volcánica y para ello se trajeron 270.000 toneladas de arena blanca del desierto del antiguo Sahara español. Debido al fuerte viento que sopla en la zona y las corrientes de agua que fluyen cerca de la desembocadura del barranco de San Andrés, los responsables de la obra decidieron crear un escalón artificial para evitar que la arena blanca fuese desapareciendo poco a poco.


3. Parque García Sanabria

El parque municipal García Sanabria es uno de los mejores reclamos turísticos y la principal zona verde de Santa Cruz de Tenerife. Es también el mayor parque urbano de las Islas Canarias. Construido en 1926 y remodelado en 2004, sus 67.230 m² se encuentran en pleno centro de la ciudad, entre dos de las calles Rambla de Santa Cruz y Méndez Núñez.

Pasear por el parque es un regalo a los sentidos, flores exóticas, esculturas ocultas entre recovecos y árboles y rayos de sol luchando por colarse entre la vegetación. Sus jardines cuentan con especies de flora autóctona canaria y con otras especies provenientes de países tropicales y sub-tropicales. En el parque se puede disfrutar de diferentes estilos de vegetación, desde árboles y palmeras de tamaño grande y longevidad casi centenaria hasta ejemplos de vegetación de porte más pequeño repartidos en setos. Cabe destacar la centenaria y singular Palmera del Parque, situada en la adyacente plaza Fernando Pessoa.

Su estupenda situación convierte al parque en el centro de numerosos eventos y actos como la Feria del Libro o el Día de las Cruces y de las Flores. Asimismo, la oficina de información turística de la ciudad ofrece rutas guiadas por el interior del parque de interés botánico e histórico.

El Parque García Sanabria debe su nombre al alcalde Santiago García Sanabria, principal impulsor del mismo. En el centro del parque se encuentra el Monumento a García Sanabria, construido en 1938, obra del escultor expresionista Francisco Borges Salas. Junto a esta escultura se sitúa también «La Fecundidad», otra obra característica del jardín de Santa Cruz.


4. Calle del Castillo

La Calle del Castillo es la principal arteria comercial de Santa Cruz y una de las calles más concurridas. Se trata de 600 metros de vía peatonal flanqueada por tiendas, cafeterías y locales. H&M, Mango, Massimo Dutti, Foot Locker, Pull & Bear, Springfield, Zara y Stradivarius son sólo unos pocos ejemplos de los comercios que se pueden encontrar en la céntrica calle. En los últimos años cada primer domingo de mes abren todos los comercios y locales de la calle para aportar un plus de vitalidad a la vida santacrucera.

La Calle Castillo, como se conoce en Tenerife, es una de las más antiguas de la ciudad, existiendo menciones de la misma desde el siglo XVII. Su nombre hace honor al Castillo de San Cristóbal, una edificación de siglo XIV situada en la parte más cercada al mar de la calle. De esta fortificación se conservan todavía murallas que pueden ser visitadas en una galería subterránea abierta al público debajo de la Plaza de España, junto a la Plaza de la Candelaria.


5. Mercado de Nuestra Señora de África

El Mercado de Nuestra Señora de África es el edificio de estilo arquitectónico neocolonial que alberga el mercado municipal de Santa Cruz de Tenerife. También conocido como La Recova, el mercado ofrece a sus visitantes una gran oferta comercial. Finalizado en 1944, sigue siendo hoy un elemento vital para la ciudad. Abre todos los días de la semana y cuenta con un moderno centro comercial anexo y aparcamiento gratuito.

Compartir este artículo